miércoles, 19 de diciembre de 2012

COMO EL VIENTO

Lápiz, acrílico y collage

Con sus piernas bien apretadas contra mi pecho
creía que me hacía más grande,
entraba en un remanso, 
todo se silenciaba,
y ese beso en la frente me hacía sentir como el viento
y volaba. 

5 comentarios:

  1. Qué hermoso, Inés. Para mí, también era mi paraíso, como ya dije en un micro que hice pensando en ella.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Y si el beso te lo daba tu madrina!! ya ni te cuento! ;)

    ResponderEliminar
  3. Preciosa la ilustración y el verso

    ResponderEliminar